La Asamblea de Clase

Es el tiempo que los profesores dedican a la expresión oral con los alumnos de su aula, con el fin de crear hábitos de escucha, respeto a las ideas de los otros, lograr un mejor conocimiento de los alumnos y conseguir una mayor cohesión en el grupo.

Este tiempo se distribuye de diferentes maneras según la edad de los alumnos. Así, en infantil, se lleva a cabo diariamente, al inicio de la jornada. En el resto de los ciclos pasa a ocupar una sesión semanal, computable en el horario de Lengua Castellana.

Los temas tratados en la asamblea van desde asuntos de la vida escolar, conflictos entre alumnos, temas de actualidad, etc.

 

¿Qué pretendemos?

Con la práctica de la asamblea pretendemos desarrollar:

a) La participación de todo el alumnado, especialmente de aquellos niño/as más retraídos y tímidos.
b) La actitud de escucha y tolerancia ante diferentes interlocutores e ideas.
c) El sentido crítico, evitando que los alumnos miren siempre al profesor buscando su aprobación. Intentaremos para ello, rebotar preguntas, ser uno más del grupo, no decir la última palabra, evitar emitir el juicio de valoración...
d) El conocimiento mutuo; en muchas ocasiones una hora de Asamblea nos ayuda a conocer a nuestros alumnos o les ayuda a ellos a conocerse entre sí más que numerosas sesiones ordinarias de clase.


¿Cómo crear el ambiente adecuado?

Es muy importante que los participantes se sientan aceptados y respetados en el grupo, con la confianza suficiente para expresar con libertad sus ideas. Para ello damos una pautas:

a) Crear un ritual de comienzo de la Asamblea.

b) Escuchar a todos.

c) Respetar el turno de palabra.

d) Levantar la mano.

 

 

Etiquetas: asamblea